¿Usas tu libertad? ¿De verdad?

¿Soy libre? Creo que sí. Eso me dicen los de alrededor. Soy una mujer blanca que vive en un país democrático occidental. Puede ser ver verdad que lo sea.

La libertad se trata de poder tomar decisiones como qué ropa ponerte, dónde ir, qué comer, qué pensar, qué creer, dónde trabajar, con quién te quieres casar… Cosas así.

Tomar decisiones supone hacer elecciones. Eliges algo y renuncias al resto. ¡Agotador! Constantemente estamos tomando decisiones, haciendo uso de la libertad. A cada rato, tenemos un angelito blanco y un angelito negro susurrando en la oreja.

—Cómete los donuts.
—No te comas los donuts que van a la cartuchera.

Tenemos esas dos vocecitas volviéndonos locos.

—Vete ya a la cama.

—Un capítulo más de Mindhunter.

Esos pequeños cabrones no paran de hablar y además, atienden a sus propios criterios. Uno de ellos te dice lo que quieres de verdad, cuál es tu propósito de vida, qué tienes que hacer para ser feliz. Pero tiene un tono de voz débil y estridente que te molesta. Una mosca cojonera, vamos. El otro atiende a criterios de supervivencia y placer, como un animal salvaje. Grita, gruñe y te aturde.

Es importante escucharlos, pero no lo hacemos muy bien. Lo que decides hoy es la causa de tu situación de mañana. ¡Cuidado!

—Escribe. Es lo que te hace feliz.

—Trabaja de 8:30 a 18:00 para un capullo. Necesitas el dinero.

Cada decisión que tomamos es una sangrienta batalla entre estos dos. Y la forma más fácil de que se callen es hacerle caso al Ángel Gritón. En un segundo, ¡zas! Silencio hasta la próxima decisión: 20 segundos.

Elegir al Gritón tiene una ventaja irrefutable: puedes echarle la culpa a otro. Nos hace creer que somos irresponsables de nuestras decisiones. “No me quedó más remedio. No tuve otra”.

El Ángel Gritón, por supuesto, es el negro, el que transmite la voz de la Autoridad: el miedo, la Ley, lo “correcto”, lo socialmente aceptado, la conciencia, lo que se espera de ti, etc. No es precisamente trigo limpio… Pero es que grita tanto… Y tan fuerte… Además, el tipo este se deja manipular por otros, de tal forma que casi nunca te dice que hagas lo mejor para ti, sino lo mejor para esos “otros”, que tampoco son trigo limpio.

Voy a plantear una pregunta, así, al azar. ¿Y si alguien fuera capaz de hacerte creer que cuando tomas decisiones no escuchas a ningún angelito, sino que estás haciendo lo que te da la real gana?

Comprarías el último conjunto de Zara, porque eres libre de hacerlo; leerías las última novela de moda, porque te da la gana; devorarías la última serie de Netflix, porque te lo mereces y trabajarías en esa multinacional, porque es lo que tienes que hacer. Y serías tan feliz. No sufrirías por la lucha entre lo que quieres y lo que te imponen. Adiós dolor.

Los seres humanos somos muuuu tontos. El hombre ¿libre? piensa que nunca ha sido tan libre como ahora. Ya no tiene que luchar por la libertad para elegir. ¡Vamos! Arcoiris y unicornios de colores para todos.

En anhelo de libertad ha sido el eje de todas las guerras europeas desde el s. XVIII: la Revolución Francesa, la Guerra de Independencia Española, la I y II Guerra Mundial, la Revolución de Octubre, la Guerra de Secesión… ¿Tal vez no habrá más guerras?

Si somos libres, es absurdo luchar por la libertad. A la mierda los movimientos, asociaciones, partidos políticos que nacieron para luchar por ella. Han quedado vacíos de contenido. Obsoletos. ¿Por qué luchar?

Creer que se es libre, no significa que se sea libre.

Como dos polos de un mismo imán, lo contrario de LIBERTAD es ESCLAVITUD, PREDESTINACIÓN, PRISIÓN, TORPEZA, RIGIDEZ, DEPENDENCIA.

¿Y tú? ¿Eres libre? ¿De verdad?

By María Arenas

Un thriller de secretos truculentos y conspiraciones. Narcotráfico, migración e intereses opacos a ambos lados de la frontera norte mexicana.

CÓMPRALO AQUÍ EN PAPEL O AQUÍ EN E-BOOK

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s