Sola y borracha, quiero llegar a casa. (Yo también)

Ante la certidumbre de que nuestras hijas o nosotras mismas cometamos el error “imperdonable” de tomar la última copa, quiero que TODAS lleguemos sanas y salvas a casa, incluso solas, incluso en taxi o UBER.