Poesía para Tato.

Venga leer sobre marketing, SEO, que si palabras clave, que si Keysearch, Google Analytics…

Paparruchas, que al final no me lee ni el Tato, así que hoy voy a compartir una poesía, que escribí hace como 20 años y se la dedico a Tato.

 

Un día soñé que soñando

escribía

liras y versos dorados.

Una tarde de invierno,

con el sol medio nublado,

recordé aquellas liras,

liras y versos dorados.

Los versos de mi corazón salieron,

corazón viejo y ajado,

viejo de cien mil latidos,

y mil de ellos encantados

por mil versos soñadores

que del corazón marcharon

para encontrarse una tarde,

tarde de invierno nublado,

con aquel sueño de oro,

sueño mil veces soñado.

Un día soñé que soñando

yo podía ser un verso,

verso de aquellos soñados

y que yo formaba parte

de aquel gran sueño dorado

y también soñé aquel día

que era tarde y sol nublado

y me di cuenta enseguida,

que también podía soñando

ser barro y a la vez oro

o ser nada y de pronto todo.

Un día soñé que soñando

moría,

pero que mis versos seguían

en el corazón estando

y flotando en el aire lejano

de una tarde de invierno,

invierno profundo y nublado.

 

Ahora vas y lo cascas, Tato.

By María Arenas

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s